Preparando a una conferencista internacional

Por primera vez en Latinoamérica, se realizará la Conferencia Internacional GOAL, y pude acompañar a la Gerente de Calidad de Vitapro Perú, Kathya Tennison, en la preparación de su intervención. Desarrollamos un discurso claro, explicativo y enfocado en el poder de la colaboración. Todo profesional, sin importar su campo de acción, se puede beneficiar de potenciar sus habilidades de comunicación. Break a leg, Kathya! 




Taller de Redacción para el Banco del Pacífico

Tuve la oportunidad de dictar un Taller de Redacción Corporativa en los Canales de Comunicación Interna al equipo de Innovación & Transformación Digital del Banco del Pacífico.


Soy fiel creyente de que aprendes mejor cuando te diviertes y por eso me hace tan feliz ver a las personas sonreír y disfrutar en mis capacitaciones. La combinación de teoría con ejercicios de aplicación práctica, permite realmente interiorizar lo aprendido.
 



Gracias a los que formaron parte de estas jornadas de capacitación, y pusieron toda su atención en convertirse en excelentes redactores profesionales. 



Nuevo Programa de Capacitación: Comunicación Asertiva para Jefaturas

No existe liderazgo efectivo sin comunicación asertiva, por eso este Programa de Capacitación está especialmente diseñado para potenciar las habilidades de comunicación en jefaturas y líderes de equipos.

Temas a desarrollar:

- Necesidades de comunicación de nuestros colaboradores y su co-relación con la productividad y motivación laboral.
- Asertividad en la comunicación desde el liderazgo.
- Generar rapport mediante el uso de técnicas de comunicación efectiva.
- Uso del lenguaje verbal y no verbal para comunicar asertivamente.
- Garantizar el flujo de comunicación descendente organizacional para una correcta transferencia de información.
- Comunicación persuasiva para liderar cambios en la organización.
- Feedback: su importancia y técnicas para maximizar su beneficio.



Carga horaria: 6 horas, divididas en 3 sesiones para un óptimo seguimiento y aplicación práctica del aprendizaje.

Locación: In Company

Incluye: Material de trabajo y diploma de asistencia.
 

¡Último Mentoring Day del 2018!

Desde este año tuve la oportunidad de incorporar un día enteramente dedicado a emprendedores y profesionales independientes que quieran desarrollar y potenciar sus habilidades de comunicación. Es una oportunidad para tener una cita personalizada y privada, en la que trabajarás junto a mí en lo que más te gustaría mejorar. 




El miércoles 3 de octubre tendremos nuestras últimas sesiones en Guayaquil, Ecuador. Cada sesión tiene una hora de duración y para poder hacer tu reserva se realiza un depósito o transfer por $ 40. 

Escribe a info@veronicarosemena.com o al 0984884555 para descubrir todos los detalles. 

Diagnóstico de Comunicación Interna para el IECED

Cada vez son más las organizaciones despiertas a la importancia de la Comunicación Interna. Son empresas que se preocupan tanto por su cliente externo como por sus colaboradores y la forma en que se relacionan entre sí. Por eso, mis clientes abarcan una gran variedad de áreas, y en esta ocasión tuve la oportunidad de hacer una consultoría en el Instituto Ecuatoriano de Enfermedades Digestivas, IECED. 

Junto a Nexi Rosales, Jefa de Talento Humano

El proceso de Diagnóstico de Comunicación Interna que realizo es integral, y abarca varios métodos para recopilar información veraz que nos permita tener un panorama real de la organización, y así poder generar recomendaciones que tengan resultados tangibles. 

Descubre cómo puede tu empresa beneficiarse con una comunicación más efectiva, escribiendo a info@veronicarosemena.com o al 0984884555. 

7 aprendizajes para emprender tu propio negocio

Desde hace 7 años manejo mi tiempo, y trabajo como me gusta. Puedo crear a mi ritmo y espacio, como redactar este post mientras estoy sentada en mi jardín. Sé que muchos comparten este sueño, el de emprender en algo que les guste exitosamente. Por eso, para celebrar mi aniversario # 7, te comparto este post con aprendizajes de mi cosecha personal.

La primera entrevista que me hicieron cuando me aventuré a emprender, sigo creyendo lo mismo que dije entonces: lo que importa es arriesgarse a pesar del miedo. 

1. La idea para tu emprendimiento puede llegar de la forma más inesperada. 


A menudo, en la cultura popular, se tiene la percepción de que para que te llegue una buena idea debes ser un genio creativo o estar en un lugar "alternativo" y fuera de lo común. Yo también compartía esa visión, hasta que la idea para mi trabajo actual me llegó de la forma menos esperada y hasta aburrida:  viendo una factura.

2. No todas tus ideas son tu negocio ideal. 


Hasta llegar a lo que me dedico ahora, pasé por varias ideas de emprendimientos en el camino. Algunas quedaron solo en mi cabeza, otras en un cuaderno y algunas vieron la luz para morir pronto después. Tener una buena idea no basta, son necesarias una serie de causas y condiciones para que pueda ejecutarse y mantenerse en el tiempo. Por eso, no tomarnos los aparentes fracasos tan en serio, tu emprendimiento exitoso puede estar más cerca de lo que imaginas.

3. No renuncies a tu trabajo, aún. 


A veces cuando quieres tener tu propio negocio, viene la tentación de lanzarlo todo por la ventana a.k.a decirle adiós a tu trabajo estable. A menos que tengas alguien que te soporte económicamente, esta no es la mejor ruta a tomar. Imagina toda la presión que te vas a poner a ti mismo, si solo dependes financieramente de un emprendimiento que recién es un bebé. Aquí toca hacer un doble esfuerzo que te traerá recompensas y estabilidad tanto económica como emocional: sigue en tu trabajo y desarrolla tu negocio a la par, mientras ahorras lo suficiente para poder dar el salto.

Mi último trabajo en dependencia hace 7 años, con algunas libritas de menos y junto a Diego Torres

4. Decir sí, y luego resolver el cómo. 


Cuando tenía ya un año de emprendimiento, se me presentó una oportunidad que llevaría mi trabajo a un nuevo nivel. ¿El problema? Era un tipo de servicio que aún no tenía estudiado ni organizado. El momento se dio cuando estaba en una reunión, en una gran oficina, de una gran empresa, con un gran gerente. Solo había dos respuestas posibles: sí o no. Decidí seguir mi intuición y dije sí, sí puedo hacerlo. Luego, me quedé hasta la madrugada descubriendo cómo lograrlo.


5. Trabaja con lo que tienes, de la mejor forma que puedas. 


En ocasiones, no nos animamos a emprender porque tenemos en nuestra cabeza una lista de cosas que "debemos tener" para poder crear un negocio exitoso. En el otro extremo, peor aún, nos endeudamos comprando muebles elegantes, computadora último modelo, oficina en el mejor spot de la ciudad, todo con la idea de lo que "necesitamos". Analiza honesta y prácticamente lo que es esencial para tu emprendimiento, al menos al inicio. Incluso hay formas de resolver lo que te falta con ayuda de gente cercana, o mediante colaboraciones mutuas.


El primer taller que dicté, usando el área del comedor de la empresa de mis tíos. 


6. Si quieres ganar más, aporta más valor. 


Seguro hay muchas personas que hacen lo que tú haces, ofrecen productos o servicios similares y quizás hasta imiten tu estilo. Pero lo que te va a distinguir, es cuánto más valor puedes aportarle a tus clientes. Para poder lograrlo tienes que partir de la pregunta: ¿Cuál es el problema o punto de conflicto que tienen? ¿Qué los llevó a necesitar / querer tu servicio o producto? Determina cuál es la mejor forma de atender ese deseo, y resolverlo de manera que sobrepase sus expectativas.

7. "Gracias" es tu nueva palabra favorita. 


La gratitud es como un fertilizante, que te ayudará a crecer en tu emprendimiento y atraerá más abundancia a tu vida. Hace mucho perdí la cuenta de todas las personas que de una u otra forma me han ayudado a llegar a donde estoy hoy. Empezando por mis padres, y llegando hasta desconocidos en redes sociales que recomiendan mis publicaciones. Gracias, gracias, gracias por estos 7 años. ¡Qué muchos más y mejores estén por venir!